• 16 mayo, 2022 9:05 AM

Volveremos más vivos que nunca.

ByJosé López

May 11, 2022

El torneo clausura 2022 ha finalizado y con el las aspiraciones del equipo para estar en el máximo circuito del fútbol salvadoreño, los objetivos trazados no se pudieron concretar, pero siguen siendo los mismos, darles a los habitantes la alegría de ver a su equipo en primera división.

A pesar de no haber cumplido las metas trazadas, la directiva sigue trabajando para que nuestro equipo siga representando con orgullo a esta ciudad que tanto gusta del deporte.

Fue una campaña difícil, en la cual, en algunos casos se tuvo que luchar hasta con los árbitros para poder sacar los partidos adelante, es difícil jugar con el equipo rival sabiendo la inclinación en favoritismo de algunas cuartetas arbitrales, aún con eso, el equipo dejó pasar diversas oportunidades para escalar en la tabla de posiciones, de igual forma en la fase de eliminación directa, que en este caso fue el Dragón, quien despachó a los capitalinos con un 2-1 global, empatando el primer partido en el Estadio España 1-1 y ganando por la mínima en el mítico Juan Francisco Barraza.

El torneo apertura 2021 el conjunto cayó a manos del Cacahuatique en la semifinal, haciendo memoria de aquel desafortunado incidente en El Amatón, donde los aficionados rivales irrumpieron en la cancha para agredir a jugadores y cuerpo técnico de los planetarios.

A pesar de las eliminaciones en los torneos, la directiva de otro planeta sigue construyendo fuertemente las bases de este proyecto, cambios vendrán, son necesarios para sacar a flote al conjunto y entregarles la alegría y orgullo a los capitalinos de tener un equipo competitivo.

La falta de consistencia y compromiso en jugadores ha hecho que el campeonato cada vez se haya visto más lejos, la garra y amor por los colores tienen que ser notables dentro de la institución, el sentido de pertenencia al equipo es importante para sacar a flote el siguiente torneo, aun así hay jugadores que se pueden destacar por su entrega en cada partido y eso es plausible.

“Vamos a seguir apoyando al equipo, los colores los llevamos en la sangre, somos soyapanecos de corazón, pero lo único que les pedimos es compromiso, que corran en la cancha, que sientan los colores, así como nosotros los sentimos, seguiremos llegando al estadio, pero queremos que nos den alegrías y no tristezas.” Comentó don Carlos, quien es aficionado de corazón y sigue al equipo desde hace muchos años.

Por otro lado, un torneo más a finalizado y como buenos aficionados seguiremos apoyando a la plantilla y asistiendo al estadio cada fin de semana que toque jugar de local, esta redacción felicita a los jugadores y cuerpo técnico por el trabajo y gran esfuerzo realizado, volveremos, y esta vez, más vivos que nunca.