• 28 septiembre, 2022 3:48 PM

Sin soluciones en casa.

ByJosé López

Mar 7, 2022

Pinchazo en casa, así fue definido el partido de la tarde de ayer en el Estadio España, a pesar de tener mayoría de jugadores desde el minuto 21¨ los dirigidos por Mauricio “El Tuco” Alfaro no pudieron resolver un partido que pudo hacer sido de trámite.

Los vecinos ilopanecos figuraba quinto en la tabla de posiciones mientras que el Marte se mantenía en la cima del mismo grupo, aun así los vecinos capitalinos le tienen la medida al equipo de otro planeta, los antecedentes más cercanos, dos derrotas en el torneo pasado y el empate en propia casa de la tarde del domingo.

Por muchos este luce como un clásico capitalino de segunda división el cual los planetarios no han sabido solventar en los últimos encuentros, la afición por su parte no se muestra conforme con los últimos resultados de los jugadores en Soyapango, “Tienen que ponerle ganas, no está bien que nos vengan a humillar a nuestra propia casa, aquí estamos apoyándoles a pesar de los resultados, pero también merecemos alegrías en el estadio, esta afición se lo merece.” Comentó don Jesús Angulo quien asiste cada partido de local con su familia a apoyar al Marte.

Después de la expulsión de Julio Cesar Vásquez en el primer tiempo, los ilopanecos no perdieron la cabeza y se volcaron hacia adelante convirtiendo el primer tanto justo dos minutos después de la expulsión de su defensa, después de eso, el parado táctico fue diferente y los laguneros se cerraron en defensa, los industriales no pudieron aprovechar su mayoría en la cancha, la mala puntería de la delantera hizo que el primer tiempo terminara con un resultado desfavorable para el equipo.

Douglas Moisés Rivas fue el encargado de anotar el gol de la paridad iniciando el segundo tiempo, la doble sustitución realizada por Mauricio Alfaro rindieron frutos para el equipo del planeta rojo.

El partido también se vio marcado por las duras entradas y tarjetas amarillas a lo largo del encuentro, otra tarjeta roja se pudo ver, pero esta vez para Renato Hernández, auxiliar técnico de nuestro equipo por supuestas protestas al árbitro principal quien no permitió ni una sola falta de respeto o jugadas fuertes en la cancha.

Nuestro equipo llegaba, pero no concretaba, la desesperación de volver a quedar mal en casa y con un jugador más era latente, el tiempo pasó factura, se acercaban los minutos finales del partido y los jugadores rivales se desplomaban al suelo con la intención de perder tiempo y llevarse un valioso resultado del España.

El resultado se iba a mantener, el 1-1 no se movió del marcador, esto le valió para bajar a la segunda posición de la tabla general del grupo Centro-Oriente de la segunda división, el Dragón es líder solitario y se prepara para afrontar el duelo en casa frente a nuestro equipo el próximo miércoles, aún hay tiempo para volver al camino de la victoria y regresar a la primera posición al vencer al equipo mitológico en los próximos días.