• 16 mayo, 2022 9:09 AM

Nos complicamos en casa.

ByJosé López

Feb 28, 2022

El torneo clausura 2022 ha traído más alegrías que tristezas para el Marte Soyapango, hasta el momento, el equipo figura como el más regular del torneo ubicándose en el primer lugar de la tabla de posiciones a pesar de la derrota del pasado domingo en su propio estadio frente al Cacahuatique, equipo que ya tiene medido el estilo de juego de los capitalinos.

El encuentro en el Estadio España era muy esperado a causa de los roces que ambos equipos han tenido en torneos pasados, el último fue el más fuerte de ellos en “El Amatón” casa de los cafetaleros, donde la afición migueleña irrumpió el terreno de juego para agredir a los jugadores visitantes.

Los de otro planeta venían invictos en todo el torneo habiendo recibido solamente un gol en los cinco partidos disputados anteriormente, los visitantes venían de un comienzo difícil de temporada al perder los dos primeros partidos del torneo, aun así, los migueleños saben como sacar puntos en el España, el resultado no fue favorable tal como sucedió la temporada pasada, 0-1 el Marte cayó frente a su afición.

En el partido no hubo propuestas en ataque para nuestro equipo, salvo algunas ocasiones esporádicas que supo responder muy bien el portero rival, antes de finalizar el primer tiempo, en el minuto 21¨ un disparo fuera del área de Axel López y una horrorosa recepción de Rolando Morales, portero capitalino, ponía a los visitantes en ventaja.

Desde ese momento Mauricio “El Tuco” Alfaro envió a tareas de calentamiento a los jugadores que podrían ser variantes en el juego.

Las acciones no cambiaban, los capitalinos seguían sin generar ocasiones de gol, finalizaba el primer tiempo en desventaja, en la charla técnica se escuchaban voces motivacionales, lo importante era levantar cabeza y afrontar el partido de la mejor manera para lograr la remontada.

Los cambios en ofensiva no se hicieron esperar, el técnico capitalino puso toda la carne en el asador y envió a sus dos delanteros centros al terreno de juego, Moisés Rivas y Carlos Zamora, quienes poco a nada pudieron hacer para evitar la derrota.

A pesar de haber perdido el invicto, el equipo sigue en la punta de la clasificatoria igualado en puntos con el CD Dragon, pero con mayor diferencia de goles a favor, el grupo se ha vuelto compacto en la parte alta dividiendo a los primeros cuatro puestos en la tabla por tan solo tres puntos. Ahora es necesario preparar el partido de la próxima semana ante el Ilopango nuevamente en casa, es tiempo de dejar los errores en el pasado y volver a levantar cabeza para seguir con el sueño de primera división.