• 23 octubre, 2021 12:11 PM

Golpe a la democracia.

ByCarlos Morales

Sep 24, 2021

Este viernes mientras se llevaban a cabo las elecciones de la comisión de ley de la carrera administrativa municipal la actividad se vio afectada por algunos sindicalistas los cuales no permitían el derecho al sufragio de los nuevos integrantes de la comuna.

Por primera vez en la historia de la alcaldía se esperaba celebrar una elección transparente, democrática y ordenada, donde todos los trabajadores podían acceder a emitir su voto, en administraciones anteriores los comicios habían sido marcados por ser anti democráticos y de mano alzada, violentando los procedimientos establecidos por las leyes.

Observadores de ISDEM, Procuraduría de los Derechos Humanos, Mesa Permanente de Justicia Laboral y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) estaban en el lugar para garantizar y validar esta fiesta democrática municipal.

En la casa comunal de la Colonia Guadalupe, la actividad se esperaba desarrollar con tranquilidad, pero desde que se abrieron las puertas del lugar, con gritos, intimidación, empujones y golpes, sindicalistas intentaron negar el ingreso al inmueble a los colaboradores recién contratados de la comuna, alegando que no tenían derecho a votar, por lo cual en ningún momento se pudo realizar ni una votación.

Los sindicalistas que vienen de las gestiones pasadas y pertenecientes a los partidos tradicionales se oponen a todas las decisiones de la nueva administración, para de alguna manera desprestigiar y desestabilizar la labor que se está realizando en el municipio, como lo es este proceso democrático y transparente el cual estaba apegado a la ley.

Con violencia, agresiones y amenazas constantes los líderes de los sindicatos amedrentaban al personal que ejecutaba esta actividad, cabe resaltar que entre ellos se encontraban observadores de las instituciones antes mencionadas como PDDH, TSE, entre otros.

Según los artículos 3-6,11 y 18 de la ley de la carrera administrativa todos los empleados tienen derecho a participar en las elecciones internas de la municipalidad, por lo cual esto faculta a los colaboradores de nuevo ingreso a ejercer su derecho.

Esta falta de respeto y violación a los derechos de los trabajadores causó una serie de discusiones entre los asistentes, de forma prepotente y fuera de razón los sindicalistas acaloraron más la situación llegando a los golpes.

Para mantener la tranquilidad y el orden, elementos del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) se hicieron presentes a la actividad intentando disminuir lo acalorado de la situación, apaciguando a los líderes sindicales quienes motivaban a los golpes y alboroto agrediendo al personal e impidiendo el seguimiento de las elecciones.

Los organizadores decidieron suspender temporalmente la actividad para llegar a acuerdos con los sindicalistas y que se pudieran reanudar las acciones de sufragio de forma pacífica, debido a las actitudes de los agresores las votaciones tuvieron que suspenderse hasta nuevo aviso.

“No es posible que estas cosas pasen, estábamos listos para votar pacíficamente hasta que los sindicalistas irrumpieron para vulnerar nuestros derechos, se estaban haciendo las cosas bien, hay organismos invitados para asegurar la democracia del evento, pero estas personas vienen con intensiones oscuras a opacar esta fiesta democrática.” Comentó uno de los asistentes.

Diversas opiniones surgieron a través de lo sucedido, una de las soluciones propuestas a los sindicalistas era instalar una mesa de diálogo para exhortarles a acoplarse a las leyes, transparencia y democracia que merecen todos los trabajadores.

La alcaldía municipal hizo del conocimiento público un comunicado de prensa donde explicaba las acciones sucedidas, debido a los disturbios y expresiones de violencia por parte de líderes sindicales, poniendo en riesgo la integridad física de los colaboradores se tomó la decisión de suspender el proceso democrático.

De igual forma esta alcaldía solicitó derecho de réplica sobre las noticias falsas que ya circulan en medios sociales el cual hasta el momento ha sido denegado.

La municipalidad está comprometida no solo con la población, sino también con sus colaboradores para asegurar la no vulneración de sus derechos.